‘Clara Sola’: un ‘Encanto’ de carne y hueso

Realismo mágico, religión y feminismo se dan cita en la ópera prima de la directora Nathalie Álvarez Mesen.

La actriz costarricense Wendy Chinchilla, en una escena de la película 'Clara Sola', dirigida por la cineasta Nathalie Álvarez Mesen. HOBAB
La actriz costarricense Wendy Chinchilla, en una escena de la película 'Clara Sola', dirigida por la cineasta Nathalie Álvarez Mesen. HOBAB

En algún lugar indeterminado de Latinoamérica —que sabemos que es Costa Rica, porque ahí se rodó la película y de ahí es, más o menos, la directora Nathalie Álvarez Mesen—, vive Clara, una mujer con un don: el de sanar a la gente. O, al menos, la casa familiar, que rige su malvada madre y que está organizada en torno a la explotación de esta joven retraída, que además tiene la espina dorsal torcida y algún que otro problemilla más. Puro realismo mágico, con la madre naturaleza —en la que Clara está perfectamente integrada— como coprotagonista. Clara Sola es Encanto, un Encanto para adultos, tan incómodo como cautivador, y también es Cenicienta, otro triunfo de la Disney.

Un año después de estrenar su primer largometraje en el Festival Cannes, de dar vueltas por todos los festivales del mundo y de conceder millones de entrevistas, Nathalie Álvarez Mesen (Estocolmo, 1988) no acaba de comprarnos nuestra arriesgada comparación. Parece cansada; dice que no salió anoche, debe de ser el jet lag. Hizo escala en Barcelona para presentar Clara Sola en el Festival de Cine de Autor de la ciudad, más conocido como D’A, penúltima parada antes de llegar a los cines de España este viernes 20 de mayo. Una fecha ineludible para los que quieran disfrutar de esta fábula feminista, poderosamente lírica y visualmente fascinante gracias a la fotografía de la sueca Sophie Winqvist.

- Últimamente estoy viendo mucho Encanto por circunstancias familiares, y me acordé mucho de ella cuando vi Clara Sola: la protagonista tiene un don, la casa familiar en el centro, la matriarca un poco malvada, la rivalidad con la que podría ser su hermana, el patriarca ausente. El realismo mágico, en fin. ¿Has visto Encanto?

- La vi justamente en el avión. Me gustó, pero la verdad es que no la relacioné para nada. Ahora que dices todo eso, sí. Pero Clara Sola salió primero. Hay muchas casas familiares como esa en Latinoamérica, y en las películas Disney siempre está ese lugar feliz... Clara Sola es otra cosa. Para venderla, nuestro productor ejecutivo la definió como Cenicienta meets Carrie en Latinoamérica. También hay referencias a La Bella Durmiente, porque están todas esas imágenes de princesa con las que las niñas crecen, en Latinoamérica como en el resto del mundo.

- Sí, tiene una atmósfera muy de cuento, y más cuando aparece el vestido, que también es muy Disney. ¿Tú también tuviste una fiesta de quinceañera como la de la película?

- No, no quise. Hay familias que pasan muchos años ahorrando para eso, y qué bien que lo disfruten. Pero a mí no me llama mucho lo del vestido.

Tráiler de la película 'Clara Sola', dirigida por Nathalie Álvarez Mesen. YOUTUBE

- Hay que tener la libertad de poder elegir.

- Sí, de eso va la película. Tener la libertad sobre su propio cuerpo. El final también va por ahí, ya que habla de su propia elección, y de su propio cuerpo. Si fuese una joven embarazada sería la libertad de poder abortar o no. Clara Sola es una una película feminista, y aunque no se hable específicamente de este tema, sí se hace la película para hablar.

- No es mala comparación. Me perturban mucho los hombres que opinan sobre el aborto, porque realmente no es un tema que les incumba para nada. 

- Exacto. Que piensen lo que quieran, pero que no lo digan.

- ¿Cómo están los derechos de la mujer en Costa Rica?

- Hay mucha desigualdad, aunque hay asociaciones de mujeres muy fuertes, incluida la de las directoras de cine. Hay muchos grupos de apoyo y redes. Las que vienen después, que son más jóvenes que yo, ya dicen que no notan que las traten diferente por el hecho de ser mujeres, que se está normalizando mucho. Aunque yo creo que faltan muchos años para eso. Es un poco triste, porque muchas veces me llaman para hablar de lo que significa ser mujer y directora de cine en Latinoamérica, y yo pregunto: ¿Pero podré hablar de la película? Mientras que los hombres sólo van para hablar de su película. Hay que invertir tiempo en visibilizar el tiempo, mientras que los hombres blancos y heterosexuales no tienen que hacerlo.

- ¿Hay mayoría de mujeres en el equipo de la película?

- Diría que somos mitad y mitad. Buscamos a los más capacitados, pero si nos encontrábamos con un hombre y una mujer igual de capacitados, nos decantábamos siempre por la mujer.

- Por cierto, ¿tú no has vivido siempre en Costa Rica, no?

- No, soy de origen costarricense, pero nací en Suecia. Crecí en Costa Rica, y volví a Suecia a los 18 años. Luego estuve en Estados Unidos haciendo el pregrado en mimo y teatro físico, y el postgrado en cine, dirección y guion.

La actriz Wendy Chinchilla, en un fotograma de la película 'Clara Sola', dirigida por Nathalie Álvarez Mesen. HOBAB
La actriz Wendy Chinchilla, protagonista de la película 'Clara Sola'. HOBAB

- Lo del teatro corporal está muy presente en la película. De hecho, Wendy Chinchilla, que interpreta a Clara, es bailarina.

- Sí, es bailarina profesional de danza contemporánea. El personaje de Clara era muy específico para actrices, bailarinas o mujeres que hayan hecho artes marciales. Tenía que ser alguien muy acostumbrado a trabajar con el cuerpo como Wendy Chinchilla. El resto del reparto son todo actores naturales. Abrimos el casting a todo el mundo, actores y no actores, pero al final los que encajaron mejor no eran actores. Tuvimos tres semanas de ensayos con un coach colombiano que está especializado en actores naturales, y entre los dos combinábamos métodos para crear herramientas y poder ayudarlos a encontrar a sus personajes.

- ¿La espalda torcida es una metáfora?

- Para mí tiene que ver con la opresión de la sociedad y en cómo le afecta a ella corporalmente. Trabajamos con una prótesis para las escenas en las que se ve la espalda. El corsé que tiene que llevar ya no es ni una metáfora. Es algo muy literal. Clara siempre ha tenido una sexualidad que se le ha negado. El despertar sexual de la sobrina es lo que la lleva a despertar también.

- ¿Cómo presentarías a Clara en una sola frase?

- Tiene escoliosis, una relación muy intuitiva con la naturaleza, y superpoderes.

- ¿Hay tradición de realismo mágico en Costa Rica?

- No sé si hay tradición específicamente costarricense. Como todo el mundo, yo también he crecido leyendo a Isabel Allende y Gabriel García Márquez. Yo asocio menos el realismo mágico con un país en particular que con la naturaleza en general. Clara no se diferencia de la naturaleza. Pero no creo que sea algo exclusivamente latinoamericano. Me parece una buena herramienta para contar las cosas de otra manera. En el cine asiático también se ve, y en Europa. ¿Viste Border?

- Sí, claro. La de los trolls que, bueno, se aman. Me suena que Ali Abbasi, el director, también estaba influenciado por García Márquez.

- A Clara la asocio con esa película, que también tiene que ver con un despertar sexual y con la naturaleza. También hay quien habla de “lo real maravilloso”, que es una expresión que yo nunca había oído y que no tiene una tradición tan patriarcal, aunque no sé muy bien de dónde viene. También me gusta mucho el cine de Claudia Llosa, y de Alice Rohrwacher. Mi interés por el cine va enfocado a lo poético, cuando me siento honesta. Pero también consumo mucha basurilla. Me encanta Star Wars, Marvel… Amo la ciencia ficción. La combinación de ciencia ficción y poesía sería perfecta para mí.

La cineasta Nathalie Álvarez Mesen, directora de 'Clara Sola'. CORTESÍA
La cineasta Nathalie Álvarez Mesen, directora de 'Clara Sola'. CORTESÍA

- La religión tiene bastante de ciencia ficción. A Clara la explotan como curandera, porque se supone que ha visto a la virgen. Una cosa muy católica. ¿Hay mucha religión en Costa Rica?

- Costa Rica es un Estado católico, y yo crecí en un entorno muy católico. ¿Qué hay más realismo mágico que eso? La misa, etcétera. Crecí en una familia con muchas mujeres, sin necesidad de hombres. Hay muchas historias de abuelas en casas, abuelas que son más patriarcales que los propios patriarcas. Crecer en una comunidad católica tiene cosas positivas y negativas. Lo positivo es la comunidad que crea, y lo negativo todas las normas que se imponen, se reproducen y se heredan, para todo el mundo, sin importar el género. En la película se muestran imágenes católicas, pero no se especifican. Hay varios rezos que se utilizan en la Iglesia católica. Pero es un pueblo ficticio, y no queríamos que se pudiera localizar en un lugar concreto de Latinoamérica. Con la directora de arte, que es chilena, mezclamos muchos elementos, algunos incluso de Escandinavia. Son cosas que igual no se ven a primera vista. Queríamos que pudiera pasar en cualquier lado, a pesar de ser muy costarricense.

- ¿Crees que el origen de la película está en tu educación católica?

- No, tal vez eso me marcó en cómo quiero contar las historias y qué quiero contar. Pero el punto de partida fue la escena de la masturbación en el bosque, y a partir de eso empezó a salir el personaje. Cómo, después de haber tenido uno de los mejores momentos de su vida, vuelve a una casa en la que sólo se le proyecta vergüenza. Quería contar la historia en la que ya no siente esa vergüenza, a pesar de que se la imponen. A pesar de eso resiste, y acepta lo que le dice su cuerpo, en vez de esa socialización, que viene mucho de esa tradición.

- La película es como una ensoñación, sobre todo en esas escenas vaporosas...

- En Clara Sola, dejamos que sea el espectador que decida si lo que le ocurre es real o es fantasía. La interpretación varía mucho en función de sus propias experiencias. Mezclamos cosas de las que el personaje es consciente, con otras de las que no puede serlo, como por ejemplo imágenes internas más poéticas como la mano en el espejo o el vestido debajo del agua. No son parte de su historia, sino de cómo lo contamos. Una sería el contenido de la poesía, y la otra el hecho de que sea poesía. En cuanto a la niebla, rodamos en una zona de microclima en la que el tiempo está cambiando constantemente, y hay que estar en contacto con la naturaleza para ver qué viene. El día de las luciérnagas necesitábamos que hubiera neblina. Las luciérnagas las reproducimos, pero desde una óptica lo más documental posible.

Fotograma de la película 'Clara Sola', dirigida por Nathalie Álvarez Mesen. HOBAB
Fotograma de la película 'Clara Sola', la ópera prima de Nathalie Álvarez Mesen. HOBAB

- Y ahora, ¿en qué estás?

- Acabo de colaborar en una serie de televisión en Estados Unidos. Estuvo muy bien, es una adaptación del libro que se llama Tres mujeres, de Lisa Taddeo. Y ya estoy escribiendo la próxima película, que transcurre en la Latinoamérica colonial, otro lugar que podría estar en cualquier parte, pero hablará de la reproducción de esquemas patriarcales y racistas. Cómo liberarse de ello.

- Tengo entendido que Costa Rica es un país que siempre se ha jactado de ser el más blanco de Centroamérica. Hay un documental de Gabriel Serra que habla de ello, El mito blanco.

- No lo vi. Pero es cierto que, en Costa Rica, hay un porcentaje mínimo de población indígena. También hay mucho racismo contra migrantes de Nicaragua, aunque al mismo tiempo hay mucha solidaridad. Mi próxima película hablará de todo esto, y seguirá el tema de Clara Sola, en el sentido de que, cuando los hombres desaparecen, las mujeres siguen reproduciendo esos esquemas. También habrá realismo mágico, pero será más oscura.

Periodista cultural especializado en cine y literatura. Fue redactor de la revista Fotogramas durante 17 años. Ahora colabora regularmente con medios como La Vanguardia, El Mundo, Cinemanía o Sofilm, entre otros.

Lo más leído
Newsletter Coolt

¡Suscríbete a nuestra 'newsletter'!

Recibe nuestros contenidos y entra a formar parte de una comunidad global.

coolt.com

Destacados